Taller Coro de Black Góspel | Spiritual

El Gospel es uno de los estilos musicales más atractivos que existen: es una música reconfortante con una energía especial que nos conecta con nuestra voz y con la de la comunidad. 
La música espiritual afro-americana despierta un gran interés más allá de sus fronteras debido a esa energía que transmite. Es una música física y metafísica, que integra y posibilita la expresión integral del individuo, más allá de su condición religiosa, pues recoge y expresa el instinto humano de liberación. Es una expresión física, pues involucra la expresión de la emoción y el ritmo a través del cuerpo individual y del cuerpo grupal, la comunidad.

Activa y despierta una energía que nos hace sentir vitales. Es una expresión metafísica, pues provoca la liberación del sufrimiento, la expresión de la espiritualidad y la complicidad con los demás en busca de la armonía, el descanso y la paz interior.

Originado por el sentimiento de personas sometidas a la esclavitud, su energía encarna el ansia de libertad y esperanza. Desde sus orígenes fue un canto colectivo que ha reforzado y dignificado a la comunidad afro-americana y que hoy en día ha cruzado fronteras para hacernos partícipes. 

Es importante remarcar que en ningún caso es necesario ningún tipo de preparación ni de conocimiento sobre la materia para asistir a nuestros talleres. Los que sí es absolutamente necesario es la predisposición a aprender, pasárselo bien y a soltarse para poder expresar y soltar eso que todos y cada uno de nosotros llevamos dentro.

Estos talleres van dirigidos a cualquier persona interesada en la música Gospel, que tenga ganas de aprender a cantar y, sobretodo, que sienta la necesidad o simplemente tenga ganas de expresar sus sentimientos mediante ésta música. Para cantar Gospel, al igual que la mayoría de músicas afro-americanas, es más necesario tener algún mensaje para expresar, querer trasmitir algún sentimiento, que no tener una técnica demasiado depurada (a pesar de que si tienes ambas cosas, mucho mejor!). Igualmente, no hace falta ser necesariamente religioso: proponemos unas sesiones en las cuales todo el mundo vive la espiritualidad a su manera, sin poner ningún nombre ni etiqueta. Por lo tanto, no es necesario ningún tipo de preparación, conocimiento ni religión para apuntarse, solo tener ganas de aprender, de cantar y de expresar algún sentimiento cantando.

Se trabaja en grupos que, en principio, acostumbran a estar formados por gente de procedencias y niveles musicales muy heterogéneos. Se parte de la base de un repertorio que selecciona su elaboración especialmente para cada taller.

Normalmente se acostumbra a empezar pidiendo a cada uno de los asistentes que se presente, explique brevemente cuales son sus conocimientos y su relación con el mundo de la música y qué le ha llevado a realizar el Taller de Gospel. Posteriormente se procede a un calentamiento de la voz mediante ejercicios vocales tanto para las cuerdas vocales como para toda la musculatura de la boca, cuello, etc...
A partir de aquí se divide a los asistentes en subgrupos según la tesitura de voz que tiene cada uno y se empieza a trabajar. Se trabaja tanto en formación de coral como cada una de les voces como solistas, intentando provocar la improvisación como a principal fuente de expresión.

El objetivo es que cada uno encuentre su propia voz, la voz que surge de lo más profundo de cada uno. Más que encontrar la afinación perfecta, se trata de encontrar esa voz que todos tenemos en lo más profundo de nosotros, y que muy poca gente sabe sacar, para que nos lleve a un bienestar esencial.

Normalmente no se dan partituras a los asistentes dado que Taller de Gospel propugna que todo el mundo, "sin diferencia de conocimientos para disfrutar sin condicionamientos".

Tipos de Góspel

Góspel tradicional ("Traditional Gospel")
El traditional gospel es aquel que básicamente se ha dado en las iglesias evangélicas afroamericanas de Estados Unidos y que normalmente lo interpreta un coro, que puede tener uno o varios solistas. Se caracteriza por ritmos rápidos y alegres con bajo continuo y la importante presencia de un órgano "hammond". A este subgénero pertenece una de las canciones más conocidas "Oh Happy Day" de Edwin Hawkins.

Góspel blues
Es una forma de música góspel basada en el blues (una combinación de letras evangelísticas y guitarra de blues).

Góspel sureño ("Southern Gospel")
En ocasiones también es llamo "quartet music" (literalmente, música de cuarteto) debido a las formaciones originales de hombres compuestas por un líder, un tenor, un barítono y un bajo. Este tipo de música habla de los problemas cotidianos de la vida y de cómo Dios responde a ellos. El góspel sureño depende de las armonías, con frecuencia con rangos muy amplios (por ejemplo, notas muy graves del bajo frente al tenor en falsete). Un ejemplo de este tipo de agrupaciones es Statesmen Quartet, de la década de 1950, una agrupación muy tradicional.

Góspel negro ("Black Gospel")Es un góspel que rompe los esquemas más conservadores del género mezclando con energía la tradición con otros estilos, como el funk, el rock y el blues. Son artistas muy conocidos en este subgénero Kirk Franklin, Kurt Carr o Fred Hammond

Consultas e inscripciones: vosytuvoz@outlook.com