Terapia de Sonido | Sesiones de Sonoterapia

La música y sus componentes fundamentales (Estructuras rítmicas, escalas, tonos, etc.), producen patrones de actividad eléctrica cerebral coherente. Ello se traduce en una mayor eficacia a nivel del funcionamiento del cerebro no sólo como rector de los procesos cognitívos sino también como regulador de las funciones vegetativas del organismo.

TODO es energía. 
Todo está en estado vibracional constante
El sonido es vibración audible, energía con una frecuencia de onda determinada. Nosotros también vibramos a diferentes frecuencias. Cada órgano, cada célula de nuestro cuerpo vibra con su propia resonancia específica. Por lo tanto somos vibración, somos seres sonoros.  

La manera más simple y directa de comunicarse con las células es a través de las vibraciones. Se trata de exponer el organismo a vibraciones intencionadas y armoniosas. A través de los estímulos sonoros se transmite información a nuestro cuerpo y hace que éste "re-suene" con estas frecuencias.

La sonoterapia consiste en aplicar tonos audibles, vibraciones y frecuencias, en determinados puntos o zonas del cuerpo físico y energético con el fin de reestablecer el equilibrio del sistema inmunológico, armonizar la respiración, incrementar la producción de endorfinas, equilibrar los dos hemisferios cerebrales, calmar la mente y con ello el cuerpo, ayudar a superar estados emocionales negativos, revitalizando y equilibrando los patrones frecuenciales alterados.

Vibración es lo que sentimos; nuestros pensamientos, sentimientos y emociones, son distintas frecuencias vibratorias‚ y la suma de todas esas vibraciones forman una frecuencia compuesta, que es nuestra propia frecuencia personal o campo vibratorio que emitimos.

Somos como "diapasones" andantes, emitimos una vibración de infinitas frecuencias cambiantes. Y tenemos la capacidad de Re-Sonar,  de vibrar a la misma frecuencia que otra vibración.

La terapia del sonido se basa en el principio de resonancia, por el cual una vibración más intensa y armónica contagia a otra más débil, disonante o no saludable. La vibración tiene la capacidad de llegar más allá, a través de las ondas vibratorias, y provocar una vibración similar en otro cuerpo. El sonido actúa en nuestras ondas cerebrales, ayudándonos a entrar en otros niveles de conciencia, donde son posibles los estados místicos, haciéndonos más receptivos a la auto-sanación física, mental, emocional y espiritual.

Es una técnica no invasiva, es decir que carece de dolor. Eso significa que no tiene contraindicaciones ni efectos secundarios. La sonoterapia se asocia o vincula también con el crecimiento personal y el trabajo de la dimensión espiritual.

Alcanza un estado de equilibrio, armonía y serenidad mental
La actividad cerebral pasa del estado de ondas Beta al Alfa e incluso en algunos casos al Theta. Todo ello repercute en cambios físicos, emocionales, mentales y hasta espirituales, afectándonos íntegramente en todo nuestro ser.

La sesión es personalizada. Según los objetivos del paciente y en función de cada caso en particular, se aplicaran las técnicas y procedimientos necesarios para alcanzar los resultados deseados.

Con la terapia del sonido se puede tratar:
  •     El estrés y la ansiedad.
  •     Reduce la falta de concentración.
  •     Dolores de cabeza.
  •     Tratamiento de depresión y angustia.
  •     Contracturas musculares.
  •     Desequilibrios psicológicos.
  •     Estados de ánimo.
  •     Aumento de defensas del organismo.
  •     Estabilidad mental y emocional.
  •     Aumento de auto confianza y seguridad personal.
  •     Controla los estados de insomnio e hiperactividad.
  •     Equilibra los hemisferios cerebrales.
  •     Equilibrio del cuerpo físico, emocional, mental y espiritual. 


Consultas e inscripciones: vosytuvoz@outlook.com